martes, 11 de enero de 2011

JESÚS, NUESTRO PASTOR

OBJETIVO
Ayudar a los niños a comprender que Jesús quiere darnos dirección y protección cariñosa.

BASE BÍBLICA
Salmos 23; Juan 10:1-15

INTRODUCCIÓN LECCIÓN
Monologo para iniciar la lección.
Pida a un colaborador que interprete el rol de Copito de Lana ante la clase.
¡Conozcan a Copito de Lana!
¡Beeeeeee!
Me llamo Copito de Lana. Soy una oveja. Muchas personas piensan que las ovejas son realmente torpes. ¡Tienen razón! Los pavos pueden ser algo tontos, pero las ovejas son realmente torpes.
¿Sabían ustedes, que yo podría morirme de sed, incluso si hay un lago apenas al otro lado de la siguiente colina? Las ovejas no pueden oler el agua, como lo pueden hacer otros animales. No tengo sentido de dirección. Nunca podría hallar mi camino de regreso a casa. ¡Ni siquiera tengo suficiente sentido de dirección como para escapar de una tormenta!
Casi no tengo defensas. Si un lobo o leopardo me ataca, simplemente me quedo quieta esperando que me maten y me coman.
Tampoco soy sagaz en la manera en que como. Tengo realmente muy buenos sientes (muestre los dientes), y puedo arrancar la hierba hasta las raíces. Si sé lo permiten, mi rebaño puede pelar por completo un potrero entero en pocos días, y dejarlo inservible para el pastoreo por años.

Lo más bochornoso de ser una oveja es caerse y no poder levantarse. Si me caigo y me volteo sobre mi lomo, lo más probable es que quede atascada en esa posición, y sin poder hacer nada hasta que alguien venga y me rescate.

Probablemente se preguntarán cómo un animal tan bobo puede sobrevivir. ¡Buena pregunta! La verdad es que dependo de mi pastor para todo: comida, agua, refugio y protección. No podría salir adelante sin mi pastor.
Sé que ustedes, los seres humanos, piensan que son mucho más listos que yo. Pero he visto que los seres humanos, sencillamente se cubren los ojos con lana. No quiero parecer pretenciosa, ¡pero me parece que ustedes necesitan un pastor tanto como yo!

DESARROLLO LECCIÓN
Lleve un cordel a la clase y haga un círculo con este, indique a la clase que durante la lección deben estar dentro de este círculo que es el redil, ¡EL MEJOR LUGAR PARA ESCUCHAR LO QUE DIOS NO QUIERE DECIR!

-El Buen Pastor conoce los nombres de sus ovejas

-El Buen Pastor protege a sus ovejas

-El Buen Pastor es JESÚS




CONCLUSIÓN
¿Quieren que Jesús sea su Pastor? (Permita que los niños respondan)
Al ser hijos de Dios nos convertimos en ovejas que necesitamos ser guiadas al igual que Copito de Lana y que mejor guía que el BUEN PASTOR- ¡JESÚS!, Jesús nos cuida y nos da lo que necesitamos, dio su vida por nosotros

VESÍCULO PARA MEMORIZAR
Juan 10:11b




CANTO SUGERIDO
He decidido seguir a Cristo




TRABAJO MANUAL
Rellenar oveja con algodón

 
Copyright 2009 Material Escuela Dominical. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemesfree