lunes, 29 de febrero de 2016

SERIE TIC TAC, MI TIEMPO CON DIOS 4 "No estoy solo ni un solo segundo"

POR PAMELA HENRÍQUEZ

(Para el primer ciclo, niños menores de 8 años)

BASE BÍBLICA
Hechos 1: 1-11

OBJETIVO
Que los alumnos sientan confianza en que Jesús cumple sus promesas de no abandonarnos jamás.

VERSÍCULO
“Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo”  Mateo 28:20b




INTRODUCCIÓN
Gabriel y Jonathan eran dos mejores amigos, ambos hijos de militares, llegaron a vivir a un poblado muy austral del mundo. Allí comenzaron una gran amistad. Iban a la escuela juntos y en el mismo curso, ya que por esas casualidades de la vida habían nacido ambos el 04 de octubre de 2006. Lo pasaban genial; asistían a la misma iglesia y durante mucho tiempo fueron inseparables. Pero lamentablemente un día Gabriel, recibió la triste noticia de que el padre de su querido amigo sería trasladado a otra zona de su lindo país junto a su familia. Cuando ese día llegó, Gabriel sintió que estaría solo, que no volvería a tener un súper mejor amigo. Al pasar el tiempo él se dio cuenta que cuando amas a un amigo de verdad, siempre lo recordarás y cada momento compartido lo guardarás como un tesoro en el corazón. No sabemos si estos dos amigos se volverán a encontrar en este mundo; lo que si estamos seguros es que si ellos siguen amando a Jesús, se volverán a ver algún día en la Eternidad. (Dedicado a mi amado hijo Gabriel)

DESARROLLO
Cristo pasó muchos años aquí en la tierra. Nació, creció, e hizo muchos milagros. Luego murió en la cruz por nuestros pecados. Resucitó de los muertos, exactamente como Él había prometido hacer. Cuarenta días después de resucitar, le tocó regresar a la casa de su Padre en el cielo.
Jesucristo les dijo a sus discípulos que él tenía que regresar al cielo. Los discípulos estaban tristes porque Él ya se iba. Quizás tú hayas sentido tristeza alguna vez porque has tenido que separarte de un amigo; pero Jesús les hizo algunas promesas antes de irse al cielo. Dijo, “No los dejaré solos. Vendrá el Espíritu Santo, y Yo mismo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.” Jesús no nos dejará nunca solos. Él es el amigo que nunca falla, por eso debemos dar a conocer a los demás de su amor y sus promesas.
Mientras Cristo hablaba con ellos, los discípulos miraron y vieron que ¡Él iba subiendo hacia el cielo, hasta que una nube lo llevó!  ¡Los discípulos nunca habían visto algo así!.
Luego aparecieron dos hombres vestidos de blanco, que dijeron, “¿Por qué se han quedado mirando al cielo?  Este mismo Jesús vendrá otra vez de la misma manera que lo vieron irse.”
Ahora se habían cumplido las promesas de Dios. Jesús había regresado a su hogar en el cielo, con su Padre. Todas las cosas que contaba el Antiguo Testamento acerca de Él se habían cumplido eran ciertas.  ¡Qué día más emocionante para los discípulos, cuando lo vieron ir al cielo!




CONCLUSIÓN
Nada nos da más confianza que el hecho de saber que Jesucristo, el mismo que estuvo aquí, que hizo milagros, que nos enseñó tantas verdades, que murió y luego resucitó, está con nosotros todos los días de nuestra vida (aunque no lo veamos). Y con tal confianza es más fácil obedecer y cumplir la comisión que Él mismo nos dio a nosotros sus discípulos: Hablar Las Buenas Nuevas a nuestros amigos. Anímate tienes un súper mejor amigo contigo siempre!!!!

MANUALIDAD SUGERIDA
Crear Llavero con  goma eva, eco cuero  o material similar. Entregar al alumno listo para armar. Pegar Versículo Mateo 28:20b


SERIE TIC TAC, MI TIEMPO CON DIOS 3 "En todo tiempo puedo servir a Dios"

Por Pamela Henríquez

(Para el primer ciclo, niños menores de 8 años)

BASE BÍBLICA
Génesis 37:1-36 Cap. 39; 40; 41 y 45

OBJETIVO
Que los alumnos comprendan que el servicio a Dios es día a día; segundo tras segundo.

VERSÍCULO
“En ti confían los que conocen tu nombre, porque tú, Señor, jamás abandonas a los que te buscan”. Salmos 9:10.




 INTRODUCCIÓN
Tener a la vista un reloj.
Comente: “Saben niños, en una ocasión una amiga que también hace clases a niños en una Escuela Dominical, le ocurrió un percance camino a la clase, su reloj despertador no sonó y despertó tarde para llegar a la clase, así que salió muy apurada de casa, al llegar al paradero  tomó el primer bus que pasó… al poco andar se dió cuenta que era el bus equivocado!!!! Aaaaahhhhh todo mal!!!!, mientras ella pensaba en cuál sería el camino más corto para llegar a la iglesia cuando se bajara, ocurrió algo aún peor, el bus tomó un camino desconocido, al avanzar unas cuadras pudo reconocer un letrero que había en la esquina de la calle en la que está su iglesia y supo que había llegado más rápido que de costumbre!!! Ese bus hacía un recorrido más corto!!! No saben la alegría que sentió al saber que sin saberlo se subió al bus correcto. Pero lo mejor de todo fue que en su  recorrido en el bus desconocido, pudo conocer nuevo niños y pudo invitarlos a su clase de Escuela Dominical.
Cuando mi amiga me contó ésta historia recordé a alguien de la Biblia...

DESARROLLO
(Puede usar franelógrafo o ilustraciones para ordenar la historia como en una línea de tiempo).
La Biblia nos cuenta la historia de un niño llamado José. Él tenía 12 hermanos. Su padre se llamaba Jacob y su familia vivía en Canaán desde la época de su bisabuelo, Abraham. Jacob tenía muchos animales. Sus hijos los cuidaban. Jacob amó a José más que a cualquier otro de sus hijos. José era un niño obediente, cariñoso con su padre y muy trabajador. Aunque sus hermanos se portaban mal y lo molestaban, José obedecía y ayudaba a su padre en todo lo que podía. Aunque era muy joven, Dios le empezó a mostrar por medio de sueños, que él sería alguien muy importante. José tuvo que sufrir mucho a lo largo de su vida, pero nunca olvidó el amor de su padre. José amaba a Dios y siempre le obedeció, Un día su padre le regaló a José una túnica larga de colores hermosos. Con este regalo todos sus hermanos se dieron cuenta de que José iba a ser el líder de la familia, aunque era uno de los más jóvenes. Los hermanos podían ver que su padre amaba más a José que a ellos. Y por esta razón sintieron envidia de él.
Una vez José les dijo a sus hermanos "Soñé que estábamos haciendo unos manojos de trigo. Los manojos de ustedes se inclinaban hacía el mío". El sueño de José causó ira a sus hermanos. En otra ocasión José les dijo "¡Soñé que el sol, la luna y 11 estrellas se inclinaban hacía mí!" "¿Piensas que nosotros vamos a inclinarnos frente a ti?" respondieron ellos mientras se burlaban de él. Un día José vino a buscar a sus hermanos en el campo. Cuando le vieron de lejos, uno de ellos dijo: "Matemos al soñador". "No," dijo el mayor. "Más bien metámoslo en un pozo seco". Entonces le quitaron su hermosa túnica y lo metieron en un hueco profundo. En ese momento pasaron unos hombres comerciantes que iban camino a Egipto y vendieron a José como esclavo por veinte monedas de plata. Los hermanos de José untaron la túnica con sangre de chivo. Cuando Jacob el padre vio la túnica que le había regalado a su hijo amado, lloró amargamente y dijo: "Un animal salvaje ha matado a mi hijo".
En camino a Egipto José también lloraba y pensaba: "¿Cuándo veré a mi padre de nuevo? ¿Por qué hicieron esto mis hermanos conmigo?" Luego pensó: "Dios puede hacer de algo malo, algo bueno". Y empezó a sentirse mejor. En Egipto José fue comprado por un hombre rico. Tenía que trabajar sin recibir pago. Pero a su amo le gustó lo que hacía y Dios estaba con José.
Una noche el rey de Egipto llamó a todos sus hombres sabios. Les dijo: "Soñé que había siete vacas gordas y siete vacas flacas. Las flacas se comieron a las gordas. Luego vi siete tallos de trigo fuertes y siete tallos de trigo débiles. Los tallos débiles se comieron a los fuertes. Esto preguntó a los hombres sabios: ¿Qué puede significar mi sueño?" Pero los hombres sabios no pudieron interpretar su sueño. Uno de los siervos del rey le dijo: "José sabe interpretar los sueños". (José sabía lo que significaban los sueños porque Dios le ayudaba a entenderlos). El rey mandó a traerlo inmediatamente. José ya era un adulto. José explicó el sueño. "Oh Rey, por siete años habrá mucha comida aquí. Pero siete años después no habrá casi nada de comida. Tienen que guardar comida en los años de abundancia. Así habrá comida en los años de pobreza". "Eres un hombre muy sabio," le dijo el rey. "Quiero que te encargues de todo lo mío". El rey le dio ropa nueva, un anillo real y una carreta con caballos De pronto llegaron los siete años buenos, de abundancia. Todo crecía en forma extraordinaria (trigo, maíz, verduras, frutas, y vacas y ovejas). José tenía que construir nuevas bodegas para guardar todo. Y luego llegaron los años malos, de pobreza. Pero la gente podía comprar comida porque José la había guardado en los primeros siete años.
Entonces los hermanos mayores de José llegaron desde su país a comprar comida para sus familias. Ellos se inclinaron frente al jefe de Egipto (José). Aunque ellos no identificaron a su hermano, José sí los reconoció. "Ustedes ¡son espías!" les gritó. "Oh, no, señor," ellos le contestaron. "Hemos venido de lejos solamente con el fin de comprar comida para nuestras familias". "No, ¡ustedes son espías!" dijo José nuevamente, y ordenó que los enviaran a la cárcel. Después de tres días los hermanos fueron llevados de nuevo a la presencia de José. "Ahora estamos pagando por lo que hicimos a nuestro hermano José" pensaron ellos, muy temerosos y sintiéndose culpables por lo que habían hecho con su hermano en el pasado. José oyó lo que decían, sintió pesar por ellos y se presentó ante sus hermanos diciendo: "¡Yo soy José, su hermano! No estoy enojado con ustedes. Dios me trajo a Egipto para poder ahora ayudarles".
Y José perdonó a sus hermanos, ya que sabía que Dios había estado con él siempre. ¡Los hermanos estaban felices! Por muchos años habían sentido tristeza por lo que le habían hecho. Ellos trajeron a Egipto a sus familias. Jacob estaba muy contento al saber que su hijo no había muerto "¡Señor tú estás con nosotros ayudándonos, no nos has abandonado!" dijo en su corazón. Dios dijo: "Yo te llevaré a Egipto, pero algún día traeré de regreso a toda tu familia y les daré de nuevo esta tierra". Jacob y sus hijos y nietos se trasladaron a Egipto. José se llenó de alegría cuando vio a su padre. La familia recibió fundas con harina de trigo y comida. Sus animales pudieron alimentar en valles de pastos buenos. Dios estaba con ellos y algún día iba a cumplir su promesa de llevarlos de nuevo a su país. 












CONCLUSIÓN
Toda la vida de José fue guiada por Dios. Aunque sus hermanos lo odiaban, Dios tenía un plan importante para él. Y José no desaprovechó la oportunidad de servir a Dios en todo momento, siendo un buen hijo para su padre Jacob, siendo un buen siervo para su amo en Egipto, siendo fiel a Faraón con la tarea que le había encomendado, usando la capacidad que Dios le había dado para interpretar sueños y perdonando a sus hermanos. Cuando nosotros seguimos a Dios, Él puede utilizar aún las cosas más difíciles de la vida, para el bien de nosotros. Podemos servir confiadamente a Dios, aún en los ,momentos difíciles de nuestra vida, porque en medio de eso que podemos ver como algo malo para nosotros, Dios nos puede estar dando la oportunidad para servirle, como mi amiga que se equivocó de bus, parecía que iba a ser una mañana terrible para llegar a la clase de la Escuela Dominical, sin embargo, Dios le dio la oportunidad de conocer nuevos amigos para hablarles del amor de Jesús. Sirvamos a Dios siempre, porque No estamos solos!!!

MANUALIDAD SUGERIDA

Con CD en desuso crear un reloj, dependiendo los recursos este puede ser de verdad o de juguete. En ambos caso debe tener impreso el versículo bíblico.



SERIE TIC TAC, MI TIEMPO CON DIOS 2 "Mi tiempo depende de Dios"

POR PAMELA HENRÍQUEZ

(Para el primer ciclo, niños menores de 8 años)

BASE BÍBLICA
1ª Samuel 3:1-21

OBJETIVO
Que los alumnos aprendan a confiar en Dios y a despreocuparse de lo que sólo Dios puede ocuparse.

VERSÍCULO
“Dios puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginar o pedir”. Efesios 3:20 a





INTRODUCCIÓN
Con un teléfono en la mano cuente a sus alumnos que hace rato está tratando de hablar con un amigo para darle una súper buena noticia, pero él no responde… Dramatice con el llamado “aloooo, aloooo”… nadie contesta. Mi amigo siempre tiene el celular en silencio o en el fondo de su bolso, nunca está atento por eso se ha perdido de muchas invitaciones y buenas noticias que le han querido dar.

DESARROLLO
Puede ser que te acuerdes que la mamá de Samuel era una mujer llamada Ana. Ella deseaba, más que nada, un hijo, así que oraba y le pedía a Dios que le diera uno. Ana le prometió a Dios que si le daba un hijo, ella se lo daría al Señor para que le sirviera todos los días de su vida. Dios le dio a Ana el hijo que pidió y ella cumplió la promesa hecha a Dios. Ana hizo sólo lo que ella podía hacer al querer un hijo, se lo pidió a Dios y Dios hizo lo que Ana no podía hacer, formar una criatura dentro de su vientre. 
Cuando el niño fue suficientemente grande, ella lo llevó al templo y se lo presentó a Elí el sacerdote. Así que Samuel sirvió en el templo bajo el cuidado de Elí, tal como Ana se lo había prometido a Dios.
Una noche, siendo todavía un niño, Samuel estaba durmiendo cuando escuchó que alguien lo llamaba. Se levantó y corrió a donde Elí. "Aquí estoy; me llamaste" le dijo a Elí. "No te llamé" dijo Elí, "regresa a la cama". Samuel fue a acostarse. Nuevamente el Señor llamó: "¡Samuel!" Samuel saltó de la cama y fue donde Elí. "Aquí estoy; me llamaste". "No te llamé, regresa a la cama", le dijo Elí por segunda vez. Por tercera vez Dios llamó a Samuel y éste se levantó y fue a Elí. "Aquí estoy; me llamaste", dijo. Al fin Elí se percató que era Dios quien estaba llamando a Samuel. Le dijo a Samuel: "Regresa y acuéstate y si te llama otra vez dile: 'Habla Señor, que tu siervo escucha' ".Samuel se acostó y nuevamente escuchó la voz de Dios llamándole: "¡Samuel! ¡Samuel!" Esta vez Samuel contestó como Elí le había dicho, "Habla Señor, que tu siervo escucha".
Algunas personas piensan que Dios sólo llama a los adultos. Es por eso que me gusta la historia de Samuel. Samuel era un jovencito cuando Dios lo llamó. Dios sabe tu nombre tal como sabía el nombre de Samuel. Dios, aún ahora llama a niños y niñas diciendo: "Ven, sígueme". No tienes que preocuparte de nada más, todo, absolutamente todo lo demás estará a cargo de Él. Lo importante es que estés dispuesto a escuchar su llamado, confiar en su amor y gran poder. Así que escucha la llamada de Dios y contéstale tal como lo hizo Samuel: "Aquí estoy" y sé como Ana haciendo sólo lo que tú puedes hacer, confiar en Dios y deja que Dios haga aquello que tú no puedes hacer, cuando Él desee hacerlo.






CONCLUSIÓN
Que bueno que Samuel estaba atento a la voz de Dios, ya que llegó a ser un gran hombre de Dios, un profeta, él era el porta voz de los mensajes que Dios quería dar a su pueblo. Dios se encargó de respaldarlo en todo momento, en cada área de su vida. ¿Estás listo para escuchar y obedecer la voz de Dios?. Ana confió en Dios y Dios la sorprendió con la respuesta que dio a su oración. ¿Estás dispuesto a confiar tu vida a Dios?. Samuel no supo distinguir entre la voz de Dios y la voz de Elí en un principio pero una vez que se dio cuenta quien era el que lo llamaba, estuvo dispuesto a responder. Debemos estar atentos para escuchar la voz de Dios, porque Él nos puede hablar en cualquier momento. Debemos confiar que Dios siempre hará todo en el mejor momento, sí, Él tiene todo bajo control. Llamó a Samuel en una excelente edad para que así se conviertiera en el gran hombre que fue y respondió a la oración de Ana de una manera maravillosa, dándole un hijo que serviría a Dios por siempre. ¿Te das cuenta que cuando confiamos en Dios siempre pasa lo mejor?, entonces haz que cada segundo de tu vida dependa del Dios Todopoderoso, atendiendo a su llamado tal como lo hizo Samuel y confiando en Él tal como lo hizo Ana.


MANUALIDAD SUGERIDA

Crear un pergamino; en un cartón pintado, cartulina, goma eva o el material que tenga disponible crear una pauta con restos de lana. Los niños pueden escribir la frase ”Dios siempre está a…” o entregar impresa, con papeles de colores hacer las notas musicales para formar “mi la do”. La llave de Sol es más difícil de dibujar  por lo que se puede entregar lista para que los niños la peguen solamente.  En la parte inferior delantera pegar versículo bíblico. ;)


SERIE TIC TAC, MI TIEMPO CON DIOS 1 "Consagro mi tiempo"

POR PAMELA HENRÍQUEZ

(Para el primer ciclo, niños menores de 8 años)

BASE BÍBLICA
Lucas 2:41 al 52

OBJETIVO
Que los alumnos asuman el compromiso de vivir una vida en santidad.

VERSÍCULO
Amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza. 
DEUTERONOMIO 6:5







INTRODUCCIÓN
Comente: “El Podio” (muestre imagen) El podio es el lugar donde se ubican las personas que han llegado en primer lugar tras una competencia deportiva. Tiene tres niveles donde se aprecia a simple vista el lugar más importante, ya que el primer lugar es más alto que los otros. En nuestra vida también hay un podio donde ubicamos lo más importante para nosotros. Sabemos que es lo más importante por la cantidad de tiempo que le dedicamos… Medita en esto: ¿Qué cosa has ubicado hasta hoy en el podio de tu corazón? (deje que los niños reflexionen). Y comenten…


DESARROLLO
La Biblia cuenta que durante la estadía de Jesús en la tierra, cumplió doce años, toda la familia fue a Jerusalén como de costumbre. Al término de la fiesta, José y María comenzaron el viaje de regreso a Nazaret.
Jesús con sus padres hicieron todas las cosas conforme a la ley de los judíos. Fueron al Templo e hicieron sacrificio a Dios. Celebraron todas las actividades de tradición acerca de la pascua. Después de hacer todo lo que tenían que hacer, la gente de Nazaret se alistaba para regresar a casa. Pero Jesús se quedó en Jerusalén, sin que sus padres se dieran cuenta. Pensaban que Jesús venía entre toda la gente que regresaba de la fiesta. Así hicieron un día de camino. Luego comenzaron a buscar a Jesús entre los parientes y conocidos, pero no lo encontraron. Entonces regresaron a Jerusalén para buscarlo allí. Buscaron por tres días, y por fin lo encontraron. Estaba en el Templo, sentado entre los maestros de la ley. Los escuchaba y también les hacía preguntas. Todos los que oían a Jesús se admiraban de su inteligencia. Se sorprendían de lo que contestaba cuando los maestros le preguntaban. Sin duda en el podio del corazón de Jesús se encontraba Dios en primer lugar!!!!
Por esa razón lo encontraron conversando con los sacerdotes en el Templo de Jerusalén. José y María le explicaron a Jesús que estaban preocupados  por él, Jesús contestó a sus padres que tenía que hacer la voluntad de Dios. Jesús no quiso hacer sufrir a sus padres. La Biblia nos enseña que Él volvió a Nazaret con ellos y les obedeció en todo. Así creció en sabiduría, en estatura y en gracia para con los demás.
Jesús podría haber elegido estar jugando con otros niños en medio de la caravana, pero era tanto su amor por conocer más de su Padre Celestial que prefirió estar en el templo. ¿Es tu caso también?...
Los niños de hoy pueden imitar a Jesús, si procuran poner a Dios en primer lugar.
Reflexione con sus alumnos ¿Qué lugar creen que merece Dios en el podio de sus vidas?







CONCLUSIÓN
Al escuchar esta historia, nos preguntamos ¿cómo José y María pudieron haber sido tan descuidados de salir de Jerusalén dejando a Jesús atrás'. Pero antes de convertirnos en críticos de José y María, tal vez debamos mirar nuestra propia vida. ¿No es cierto que en ocasiones nos enfocamos en lo que estamos haciendo de tal manera que dejamos a Jesús fuera de nuestra vida? Cuando nos damos cuenta que hemos dejado a Jesús atrás, necesitamos hacer lo que José y María hicieron. Tenemos que ir atrás, al lugar donde lo dejamos. Allí es donde lo encontraremos... exactamente donde lo dejamos.
¿Qué harás para ubicar a Dios en el primer lugar de tu vida?

Haz esa elección con sabiduría…

MANUALIDAD SUGERIDA
Crear un Podio Porta Lápices Utilizando materiales reciclables como cajas de remedios o similar, siguiendo el patrón del dibujo adjunto la caja más alta debe ser la del primer lugar. Decorar siempre destacando el lugar de Dios.  En la parte inferior delantera pegar versículo bíblico. ;)


domingo, 28 de febrero de 2016

DIA A DIA LECTURA DE LA BIBLIA (semana diez)








domingo, 21 de febrero de 2016

DIA A DIA LECTURA DE LA BIBLIA (semana nueve)








 
Copyright 2009 AMIGOS DE JESÚS. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemesfree